Liderazgo: ¿Cuán importante es?

Hablar de G. Washington,  N. Mandela, M. Gandhi, W. Churchill, M. Thatcher, T. de Calcuta – por citar algunos-, es hablar de inspiración, de pasión, de desprendimiento; es hablar de impacto en la vida de muchas personas, no sólo de su tiempo sino más allá,  o mejor dicho, más cerca a este lugar y tiempo.  Si nos preguntáramos ¿qué sería de nuestros días si, todas aquellas personas no hubieran existido?; la respuesta – entiendo- tendría que ver con  un escenario diferente en todos los casos, porque la huella que ellos dejaron en la existencia de muchas mentes no habría existido. Entonces, puedo decir sin temor a equivocarme que, el liderazgo que ellos vivieron impactó positivamente en muchas personas.

Siendo así, el liderazgo se abre paso como por arte de magia en donde hay sueños por alcanzar, en donde lo imposible es vulnerable frente a la fuerza que se desprende de la vocación por ser mejor, en donde lo único que importa es que esa fuerza FLUYA y se convierta en un suceso que transforme la realidad.

Importa y mucho que las personas activen ese puente que dejará correr lo que llevan dentro y que harán conectar con la realidad para imprimir su esencia, esa esencia que nos demuestra que necesitamos ser líderes en donde estemos, en la familia, en la escuela, en el trabajo, aquí y ahora.

Porque es importante reconocer que, líder es  esa persona disruptiva que tiene el interruptor para encender la luz que tiene cada persona en su interior, enseña a mantenerla encendida y  acompaña en su crecimiento responsable para impactar positivamente en los que vendrán detrás.

¿Te atreves a fluir?